San Francisco: De visita por la ciudad de Alicante y a comer frente al mar

Formulario de busqueda en el sitio

Formulario de localizacion de servicios

28/10/2019
San Francisco: De visita por la ciudad de Alicante y a comer frente al mar
San Francisco: De visita por la ciudad de Alicante y a comer frente al mar

En esta ocasión, el Colegio de Alicante (Icoval) no citó a sus colegiados en ningún rincón exótico de la provincia para celebrar San Francisco. Lo hizo en la capital.  Algunos de los que acudieron a ésa cita dominical matutina del 29 de septiembre, pudieron descubrir cómo lo cotidiano puede llegar a ocultar lo extraordinario de esta ciudad milenaria. En torno a las 10 horas, el grupo que esperaba en el paseo de la Plaza Puerta del Mar comenzó a nutrirse. En poco más de un cuarto de hora, llegaban las dos guías y el grupo de algo más de medio centenar de colegiados con sus familiares se dividía para iniciar la intensa mañana de repaso a la historia de esta preciosa urbe.


El día -cómo no- salió soleado, el calor apretaba sin asfixiar. Al poco de adentrarse en el centro histórico la expedición se topó con el barroco edificio del Ayuntamiento, para después llegar a la Concatedral de San Nicolás, la Iglesia de Santa María -el templo más primitivo de la ciudad- el barrio de San Roque y el de Santa Cruz. La expedición se tomó un respiro visitando los Pozos de Garrigos, que abastecían de agua a la ciudad hasta finales del XIX, cuyos muros hacen bajar la temperatura varios valiosos grados. Finalmente, sendos grupos se juntaron en la Casa de la Asegurada, actual sede del MACA y donde se encuentra el legado de Eusebio Sempere, referente nacional de arte contemporáneo.


    Pasadas las 14 horas, el grupo se ampliaba con los llegados a la comida en Restaurante Lamarr. Allí, congregadas unas 260 personas, se sirvió el cócktel. Los invitados deambulaban disfrutando de la brisa marina y de las expectaculares vistas del mar, que se situaba a sólo unos metros de distancia.
  

  Tras servir los cafés y antes de los tradicionales sorteos de regalos, el presidente de Icoval, Gonzalo Moreno del Val, tomó la palabra. No hubo discurso institucional y sí palabras -breves- de reconocimiento a la profesión veterinaria y al esfuerzo de los empleados del colegio en favor del colectivo.