Formulario de busqueda en el sitio

Formulario de localizacion de servicios

El gato paracaidista

El gato paracaidista
El gato paracaidista

 Aunque puede parecer un término gracioso, “el gato paracaidista” es uno de los nombres con los que se conoce a aquellos felinos que saltan al vacío desde las ventanas o los balcones de las casas. Es cierto que los gatos son mucho más ágiles que las personas, pero no son infalibles. Las lesiones que presentan este tipo de pacientes después una caída dependerán de la altura, la zona donde caiga, etc. En muchos casos suelen tener un pronóstico muy grave.

Los gatos por naturaleza son curiosos, juguetones, cazadores, tienen instintos para buscar al sexo contrario de su misma especie… Una ventana abierta les llama mucho la atención, y más aún cuando los pajarillos revolotean alrededor.
Cuanto más joven es el gato más juguetón es. La gran mayoría de estos pacientes son gatitos de menos de un año, lo que dramatiza más la situación.


El número de casos que llegan a las clínicas veterinarias aumenta especialmente cuando se acerca la época veraniega porque, es el momento en el que más tiempo permanecen abiertas ventanas y balcones.

Otro peligro que se presenta cuando un gato salta es que después no pueda o no sepa acceder al interior de la casa y se pierda. Un gato acostumbrado a estar en casa no sabe vivir en las calles y puede sufrir accidentes.

La única forma de evitar este problema es que el gato cuente con el correspondiente microchip. De esta manera se asegura que si se pierde y alguien le encuentra, podrán identificarle y localizar a su dueño.

Precauciones
• Debe controlarse siempre al gato cuando haya algún acceso al exterior: ventanas, balcones, puertas abiertas, etc.
• No hay que permitir a los gatos andar por los alféizares de las ventanas o barandillas de los balcones.
• Si el gato es muy joven o “incontrolable”, hay que evitar que se encuentre solo en una habitación con ventanas abiertas u otros accesos a alturas.
• Conviene instalar mosquiteras en las ventanas y los balcones para poder tener ventilación sin el peligro de las caídas.
• Es fundamental poner el microchip al gato para poder localizarlo en caso de pérdida.
• Si no se está pensando en criar, conviene esterilizar al gato (hembra o macho), para evitar los momentos del celo.
• Si el gato sufre una caída desde una altura considerable hay que acudir urgentemente al veterinario, aunque no se vean lesiones externas.
• Siguiendo estos consejos se podrá evitar que los animales se caigan y, si se caen, por lo menos poderlos encontrar y recoger lo antes posible tras la caída.