Formulario de busqueda en el sitio

Formulario de localizacion de servicios

¿Por qué se lo come todo?

¿Por qué se lo come todo?
¿Por qué se lo come todo?

“Nunca le ha faltado la comida a mi perro. Le doy la ración que el veterinario me ha indicado y aun así siempre lo encuentro masticando algo: un calcetín, una lata, piedras... ¿Por qué se lo come todo?”. Este extraño comportamiento, que está definiendo un propietario, recibe el nombre de ’pica’ y se utiliza para describir la ingestión de objetos que no forman parte de la dieta habitual. La lista es muy amplia: arena, madera, metal, piedras, etc. Un caso especial sería la coprofagia, que consiste en comerse las heces.

La causa de este comportamiento se puede encontrar en algún desorden orgánico como la diabetes. Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones hay que buscar el origen en el comportamiento. Es decir, se trata más de un mal hábito que de un problema médico. En ocasiones puede haber algún componente genético en esta conducta; por ejemplo, se sabe que las razas orientales tienen más predisposición a morder tejidos de lana y esta conducta podría avanzar hasta convertirse en pica.

El problema afecta tanto a perros como a gatos. En este último caso suele ser más habitual entre los individuos más jóvenes.

 

Mucho cuidado

Comer objetos es muy peligroso ya que muchos no pueden circular a través del tracto gastrointestinal de forma normal: las piedras o los trozos de tela pueden bloquear por completo el intestino y será necesario pasar por el quirófano para eliminarlos. Igualmente pueden provocar roturas de dientes o que se rasgue la mucosa bucal.

 

¿Cómo se manifiesta la ’pica’?

No basta con pillar al perro una vez con una piedra en la boca. Para tener un diagnóstico de’ pica’ es necesario que el animal muestre casi una obsesión por consumir ciertos materiales. A consecuencia de este comportamiento, es probable que el perro vomite, tenga diarrea, dolor abdominal o mal aliento.

 

Plantas

Mucha gente piensa que los gatos comen hierba para estimular el vómito y sacar las bolas de pelo. Sin embargo, en algunos casos los gatos que comienzan comiendo hierba pueden terminar cogiéndole el gusto a otras plantas del hogar y esto es sumamente peligroso, ya que muchas de las plantas de interior son tóxicas para los felinos.

 

Diagnóstico

Ya hemos dicho anteriormente que la ’pica’ es más un problema psicológico que físico. No obstante conviene descartar cualquier desorden orgánico. Para ello habrá que realizar un análisis de sangre y orina para asegurarse de que todos los órganos funcionan correctamente.

Es posible que el veterinario realice una radiografía abdominal para descartar la presencia de cuerpos extraños en el tracto gastrointestinal u obstrucciones secundarias a la ’pica’. Igualmente la endoscopia puede ser útil para visualizar el objeto que haya ingerido el animal; así se podrá eliminar o bien permitirá diagnosticar una enfermedad oculta provocada por la ’pica’ como la enfermedad inflamatoria intestinal.

 

Tratamiento

A diferencia de lo que pueda parecer, un perro que come objetos no tiene una carencia de alguna vitamina o mineral esencial. Así que quizá la forma más efectiva de acabar con el problema sea evitar el acceso a cualquier material perjudicial o bien almacenarlo en un lugar seguro. En su lugar se pueden ofrecer otros objetos masticables como el cuero crudo o bien alguna golosina.

En los casos más complicados se puede colocar un bozal de modo que el perro pueda ladrar y oler pero no comer.

En los paseos habrá que tenerlo siempre vigilado para evitar que coma piedras, tierra, heces, etc.

Una causa de ’pica’ también puede ser el aburrimiento, por lo que habría que proporcionar diferentes juguetes para que la mascota se entretenga e incluso dedicar un tiempo al día para jugar con ella.

En ocasiones se puede aplicar alguna sustancia aversiva sobre los objetos de modo que dejen de comérselos. Incluso rociar alrededor del objeto alguna sustancia de aroma intenso, como ambientador de limón, puede hacer que el animal ni se acerque a la zona. Si el perro o el gato persisten en su comportamiento lo mejor será acudir a un especialista en conducta ya que es probable que sea necesario elaborar un plan específico para modificar el comportamiento y el ambiente del animal.