Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar la navegación de los usuarios, adaptarse a sus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando por esta web aceptas nuestra POLÍTICA DE COOKIES. -
Política de cookies +

Tortugas de agua

Son muchas las personas que llegan a plantearse tener tortugas de agua como animales de compañía. Una gran mayoría de ellos lo hacen con un desconocimiento que puede llegar a provocar serios problemas.

La conocida como tortuga de "orejas rojas", o Galápago de Florida, ha sido una de las mascotas estrella de nuestros hogares en la última década. Han poblado las tiendas de animales, y se han vendido casi “al peso” a los emocionados nuevos dueños. Sus lentos movimientos fuera del agua, un pequeño tamaño inicial, su cómoda relación con el ser humano, y una supuesta facilidad de mantenimiento, hicieron que llegara a ser, una mascota muy apreciada y aceptada. La cruda realidad como siempre, es muy distinta. Estos animalitos crecen... y mucho, ensucian y causan mal olor.

En un primer momento, y al no haber recibido una información adecuada, se las emplaza en una tortuguera pequeña e inadecuada para la vida de esta especie. Eso sí, casi todas disponen de una maravillosa isla con palmera. Si el propietario no tiene muy claro cada cuánto tiempo tiene que cambiar el agua, si debe o no administrar anticloro al líquido elemento, o qué tipo de comida debe proporcionarle a su nuevo amigo, habrá problemas. Y estos conducen a irremediables molestias, al malestar familiar, y el inexorable al punto final desgraciadamente, suele ser deshacerse del nuevo inquilino.

El propietario, harto de limpiezas de tortuguera con palmera, y desbordado por el creciente tamaño de aquel animal, que por cierto, puede llegar a los 30-40 centímetros de longitud, decide que su nuevo hogar sea el río del pueblo de sus padres. Seguramente no se para a pensar en las posibilidades de supervivencia de la tortuga, ni en los problemas medioambientales que esa nueva incorporación, puede causar en un entorno inadecuado. Esa inofensiva tortuguita es capaz de transformarse en un peligro, alimentándose de otros animales a su alcance. Lo cierto, es que compite con éxito con nuestro galápago autóctono, al que está desplazando.

Otra consideración importante a reseñar, es que estos animalitos pueden ser portadores naturales de salmonela, y son reconocidos como una fuente de salmonelosis humana. Los adultos deben poner cuidado, y hacer que los niños se laven las manos después de tocarlas o jugar con ellas, así como no dejar la tortuguera al alcance de los niños más pequeños.

Si alguno de ustedes decide incorporar uno de estos seres vivos a sus hogares, consulte previamente sus necesidades y tipo de vida, con un veterinario especializado en animales exóticos. Con esta sencilla y gratificante charla, conseguiremos muchas cosas: valorar los pros y contras de la posible adquisición, conocer las necesidades nutricionales y de entorno del animal, y quizás lo más importante: ser respetuosos con un ser vivo, porque la vida es siempre vida, sin depender del tamaño del recipiente que la contenga, ni del precio que paguemos por ella.

 

Sabias que...

La carne de caballo se caracteriza especialmente por su ternura. El sabor es similar al de ternera y posee un alto contenido en mioglobina y hierro.

No te pierdas nuestro vídeo sobre la profesión veterinaria y la sociedad

mapa Baix Segura Baix Vinalopó Vinalopó Mitjá Alt Vinalopó L´Alacantí L´Alcoia La Marina Baixa El Comtat La Marina Alta

Buscador de clínicas y de servicios veterinarios

Servicios técnicos al ciudadano

Peritos Judiciales

Análisis triquinoscópicos

Veterinaria con gato

Puedes ver nuestros videos en:
canal veterinarios


Colegio Oficial de Veterinarios de Alicante

Mendez Nuñez, 38 · 03002 Alicante
Tel.: 96 521 41 11 · correo electrónico