Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar la navegación de los usuarios, adaptarse a sus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando por esta web aceptas nuestra POLÍTICA DE COOKIES. -
Política de cookies +

Problemas de comportamiento

En los últimos años, los problemas de comportamiento de los animales de compañía están adquiriendo una importante relevancia. Pero durante la larga convivencia del perro con el hombre, estas situaciones siempre han existido. En unos casos se han considerado algo normal, y como tal las aceptan sus propietarios.

Pero en otras las cosas llegan a tal punto, que convierten a las alteraciones de la conducta, en una de las principales causas de abandono de animales. Y aun más. En muchos países llevan a más eutanasias, que todas las patologías médicas juntas. No estamos hablando de travesuras o manías de los perros, si no de serios problemas que afectan, tanto al animal, como a su familia adoptiva.

La lista de alteraciones del comportamiento es muy extensa, pero hay tres que destacan. La agresividad, en cualquiera de sus múltiples facetas, representa el 50% de los casos. Hacer sus necesidades en sitios inadecuados, el 20%. Y las conductas destructivas, aproximadamente el 15% de los casos.

Muchos de estos problemas aparecen, por desconocimiento del comportamiento jerárquico del perro. La mayoría de los propietarios no valoran la necesidad de situar a su mascota, en una posición concreta de la jerarquía familiar.

Dentro de los problemas de agresividad, la relacionada con la dominancia, es el principal. Los perros siempre tienen como referencia a un líder dominante, un individuo con la posición más elevada, al que se subordinan de forma prácticamente lineal, el resto de integrantes del grupo.

Algunos propietarios suponen que esta posición, en el entorno familiar, se gana por continuas interacciones de rivalidad con su perro. Algo así como que para poder dominarlo, hay que "molerle a palos" constantemente. Nada más lejos de la realidad: la posición jerárquica de dominancia se obtiene por respeto, y no por enfrentamientos antagónicos. El perro admite su posición como una manifestación de aceptación.

Ahora bien, cuando una familia se responsabiliza de un perro, debe aplicar un criterio educativo proporcionado, y sobre todo, constante y estable, que tiene cumplirse por todos los integrantes de la familia, sin excepción. El perro, aunque a muchos les pueda parecer extraño, estará más tranquilo y feliz sabiéndose el último del escalafón, que si no tiene claro cual es su lugar, e intenta ingeniárselas para alcanzar posiciones de mayor privilegio.

Si tiene alguna duda en lo referente al comportamiento de su perro, o si cree que la situación se le está escapando de las manos, acuda a su clínica habitual.
 

Sabias que...

Los gatos de corta edad utilizan el juego como una forma de aprendizaje de las técnicas de caza.

No te pierdas nuestro vídeo sobre la profesión veterinaria y la sociedad

mapa Baix Segura Baix Vinalopó Vinalopó Mitjá Alt Vinalopó L´Alacantí L´Alcoia La Marina Baixa El Comtat La Marina Alta

Buscador de clínicas y de servicios veterinarios

Servicios técnicos al ciudadano

Peritos Judiciales

Análisis triquinoscópicos

Veterinaria con gato

Puedes ver nuestros videos en:
canal veterinarios


Colegio Oficial de Veterinarios de Alicante

Mendez Nuñez, 38 · 03002 Alicante
Tel.: 96 521 41 11 · correo electrónico