Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar la navegación de los usuarios, adaptarse a sus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando por esta web aceptas nuestra POLÍTICA DE COOKIES. -
Política de cookies +

El perrito de las praderas

Cada vez son más los animales que antes sólo residían en sus entornos naturales o en zoológicos, y que gradualmente se van incorporando a nuestros hogares como mascotas. Entre ellos hay un simpático y curioso animal: el perrito de las praderas.

Su distribución natural se extiende por gran parte del continente americano, desde el sur de Canadá hasta el norte de Méjico, donde llega a ocupar grandes extensiones de zonas de pasto.

La decisión de convivir con uno de ellos, al igual que con cualquier otro animal de compañía, debe ser muy meditada; este posible compañero puede vivir unos diez años de media, su peso oscila entre el medio kilo y los dos kilos, y llega a alcanzar los 35 centímetros de longitud.

Son animales diurnos que requieren atención, tiempo y cuidados. Una interesante opción es que tengan un compañero o compañera de su misma especie. Si nos planteamos esta posibilidad, la incorporación de los animales hay que realizarla al mismo tiempo; con ello evitaremos conflictos y peleas.

Debemos ubicarlos en una jaula resistente y suficientemente amplia, cuando no podamos supervisar su actividad; si los dejamos solos, nuestro mobiliario puede verse seriamente afectado por sus incansables dientes.

Dentro de su jaula habrá que incorporar túneles o lugares donde esconderse. Nunca utilizaremos como suelo para dicha jaula arena para gatos, sepiolita, ni ninguna otra arena arcillosa; el material más adecuado es el serrín.

En lo referente a la alimentación, los perritos de las praderas necesitan una dieta variada. Esta debe contener pienso especial y una mezcla comercial de semillas para roedores que podremos adquirir fácilmente en cualquier tienda especializada; además, aceptarán de muy buen agrado una correcta variedad de vegetales, frutas y alfalfa, bien sea fresca o en heno.

También es importante que estos animales dispongan siempre de agua fresca y limpia, que ofreceremos en bebederos de tubo.

En lo referente a la reproducción, alcanzan la madurez sexual a los dos o tres años, y la hembra entra en celo durante dos a tres semanas, entre enero y abril. El período de gestación dura poco más de un mes, tras el cual pueden nacer de dos a diez crías.

Es fundamental que para la adquisición de estos animales, para orientarnos sobre sus cuidados, y para resolver sus problemas sanitarios, nos apoyemos en un veterinario especializado en animales exóticos; así nos aseguraremos del correcto estado del recién llegado, facilitando que la convivencia con un ser tan especial, transcurra sin problemas.

 

Sabias que...

Los caracoles poseen un contenido muy bajo en grasas y colesterol, y muy alto en minerales y proteínas, que aportan casi todos los aminoácidos esenciales.

No te pierdas nuestro vídeo sobre la profesión veterinaria y la sociedad

mapa Baix Segura Baix Vinalopó Vinalopó Mitjá Alt Vinalopó L´Alacantí L´Alcoia La Marina Baixa El Comtat La Marina Alta

Buscador de clínicas y de servicios veterinarios

Servicios técnicos al ciudadano

Peritos Judiciales

Análisis triquinoscópicos

Veterinaria con gato

Puedes ver nuestros videos en:
canal veterinarios


Colegio Oficial de Veterinarios de Alicante

Mendez Nuñez, 38 · 03002 Alicante
Tel.: 96 521 41 11 · correo electrónico