Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar la navegación de los usuarios, adaptarse a sus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando por esta web aceptas nuestra POLÍTICA DE COOKIES. -
Política de cookies +

¿Exóticos o peligrosos?

Cuando hablamos de animales de compañía o mascotas, solemos imaginarnos un precioso cachorro de perro o, en menos casos, quizá también a un lindo gatito.

Actualmente, esta imagen está cambiando; cada vez son más las personas que consideran como animales de compañía a ciertas especies exóticas como serpientes, escorpiones, o tortugas “mordedoras”. Muchas de ellas son excelentes mascotas, con una capacidad casi nula de provocar el más mínimo problema a su dueño; como mucho un molesto mordisco o un incómodo picotazo. Pero también los hay capaces de propinar más de un susto a sus propietarios, o a visitas, vecinos y amigos.

En el caso de los reptiles, hay personas que adquieren para tener en casa a especies que al alcanzar su tamaño adulto, son realmente un problema de peso. Las Boas y Pitones cuando adquieren todo su desarrollo, pueden necesitar el manejo de dos personas adultas.

Imagínese a estos “animalitos” campando a sus anchas por el domicilio familiar, o por el rellano de la escalera de la comunidad de vecinos si el ofidio en cuestión logra escapar de su hogar.

Pero no sólo se adquieren especies de serpientes capaces de dar un fuerte abrazo. Por ciertos conductos, legales e ilegales, algunas personas ávidas de poseer lo más raro, lo más exclusivo... se atreven con animales venenosos.

La posibilidad de adquirir estas especies, al igual que ciertos escorpiones y tarántulas, debe plantear a su posible propietario muchas más cuestiones de las que supone la tenencia de una ardilla coreana o de un loro parlanchín. Como las que afectan a la seguridad de su persona, de sus familiares y de los que viven en un entorno cercano. O como pensar si ese animal debe vivir el resto de sus días, en un entorno tan diferente a su ecosistema real.

Pero si, por la causa que sea, decide adquirir uno de estos animales, en primer lugar debería informarse abundantemente, acerca de sus características, necesidades alimenticias y requisitos ambientales. La mayor parte de las visitas al veterinario originadas por este tipo de mascotas, vienen propiciadas por patologías derivadas de un mal manejo. Es decir, por no darles las condiciones adecuadas de luz, temperatura, humedad, alimento, etc.

Infórmese también previamente si ese animal necesita el llamado “certificado CITES”. Si es así, debe exigirlo junto a su factura de compra. Lo normal es que no le faciliten este documento, pero sí el número del mismo. Con ello se garantiza que la especie animal que usted adquiere procede del comercio legal de especies protegidas. Por ello, diríjase también a una tienda especializada, evitando animales de mercadillos, venta ambulante o de procedencia dudosa.

En definitiva, en estas cuestiones no se deje guiar por las modas, y si este tipo de animales despierta su pasión, plantéeselo de forma seria, meditada y responsable.

 

Sabias que...

La conducta del perro está motivada por un estímulo; el miedo y la defensa del territorio son las causas más frecuentes de agresividad, junto a las relaciones de dominancia.

No te pierdas nuestro vídeo sobre la profesión veterinaria y la sociedad

mapa Baix Segura Baix Vinalopó Vinalopó Mitjá Alt Vinalopó L´Alacantí L´Alcoia La Marina Baixa El Comtat La Marina Alta

Buscador de clínicas y de servicios veterinarios

Servicios técnicos al ciudadano

Peritos Judiciales

Análisis triquinoscópicos

Veterinaria con gato

Puedes ver nuestros videos en:
canal veterinarios


Colegio Oficial de Veterinarios de Alicante

Mendez Nuñez, 38 · 03002 Alicante
Tel.: 96 521 41 11 · correo electrónico