Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar la navegación de los usuarios, adaptarse a sus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando por esta web aceptas nuestra POLÍTICA DE COOKIES. -
Política de cookies +

La lejía ¿El desinfectante ideal?

Existe una gran cantidad de productos químicos, que se pueden emplear para la desinfección de superficies, tanto en el ámbito doméstico como en el industrial. Entre todos ellos el de primera elección es la lejía, o hipoclorito sódico, ya que posee un elevado espectro de acción. Además no es caro y es de fácil utilización. Tiene también aplicación para desinfectar agua de bebida y alimentos, pero en este caso se debe usar exclusivamente, lejía autorizada para tal fin, lo que podemos comprobar si en su etiquetado se hace mención expresa, y figura un número de inscripción en el Registro Sanitario.

La lejía es un producto muy bien aceptado por el consumidor español, quien considera que es la manera más eficaz de conseguir la desinfección. Incluso suele realizarse una asociación de ideas entre olor a lejía y desinfección. Sin embargo, esta sustancia presenta algunos inconvenientes, como ser corrosiva contra el acero inoxidable, si se emplea a muy alta concentración. Y además su característico olor no es del agrado de todos, lo que inclina a muchos por opciones más perfumadas, aunque también más caras.
Por ello, si nos decantamos por otro producto para la desinfección, lo importante no es el color o el olor que tenga, sino garantizar un poder desinfectante, similar a la lejía, que es considerada siempre como el producto desinfectante de referencia.

Esta sustancia tiene una elevada eficacia. Y una baja toxicidad en condiciones normales de uso, aunque si no se utiliza de forma adecuada puede dar lugar a intoxicaciones. Una actividad que jamás debe realizar, es mezclarla con otras sustancias. Por ejemplo, si se mezcla con ácidos se producirá una evaporación de cloro, gas de elevada toxicidad, que puede llevar al hospital a la persona que haga esta manipulación.

Así mismo, es muy importante que la solución desinfectante moje bien la superficie a tratar, ya que en caso contrario no se produce una adecuada desinfección. Para evitar este problema, se debe proceder primero a limpiar, o a utilizar incluso productos comerciales formados por una mezcla de detergente y lejía. Pero insistimos; para nuestra seguridad, nunca se deben mezclar productos químicos en casa, hay que adquirirlos ya mezclados.

La limpieza previa es importante, ya que el hipoclorito se inactiva con la presencia de materia orgánica. Si no la efectúa, tendrá como consecuencia que su actividad y eficacia disminuyen de forma sensible.

Si tiene en cuenta estas breves indicaciones, conseguirá unos buenos niveles de desinfección, de forma sencilla y económica.

 

 

Sabias que...

La adición reiterada de cantidades “extra” de calcio y fósforo en animales de entre dos y los cinco meses conduce a daños en el crecimiento óseo y favorecen la aparición de trastornos del crecimiento.

No te pierdas nuestro vídeo sobre la profesión veterinaria y la sociedad

mapa Baix Segura Baix Vinalopó Vinalopó Mitjá Alt Vinalopó L´Alacantí L´Alcoia La Marina Baixa El Comtat La Marina Alta

Buscador de clínicas y de servicios veterinarios

Servicios técnicos al ciudadano

Peritos Judiciales

Análisis triquinoscópicos

Veterinaria con gato

Puedes ver nuestros videos en:
canal veterinarios


Colegio Oficial de Veterinarios de Alicante

Mendez Nuñez, 38 · 03002 Alicante
Tel.: 96 521 41 11 · correo electrónico