Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar la navegación de los usuarios, adaptarse a sus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando por esta web aceptas nuestra POLÍTICA DE COOKIES. -
Política de cookies +

Restauración colectiva

Los cambios sociales experimentados en las últimas décadas han supuesto una reducción de la disponibilidad de tiempo para las labores domésticas, y un incremento notable de la demanda de platos preparados.

Al mismo tiempo, ha aumentado también el consumo de comidas fuera de casa, y la demanda de comidas de elaboración rápida, para consumo doméstico. Hoy cerca del 60% de la población laboral española, no come en su hogar. Se consumen algo más de 8.000 millones de kilos de alimentos en servicios de hostelería diversos, frente a los casi 26.000 millones de kilos que se consumen a nivel doméstico.

El incremento de la demanda se ha relacionado siempre, con la necesidad de disminuir el tiempo necesario para las labores domésticas. Sin embargo, esa tendencia en pocas ocasiones se ha presentado relacionada, con una mayor demanda de seguridad de los consumidores, que generalmente la dan por supuesta de manera implícita.

No obstante, nada hay más lejos de la realidad, pues se han ido incrementando los riesgos asociados a la alimentación. En unos casos, debido a unas manipulaciones de los alimentos inadecuadas. En otros, por unas temperaturas de almacenamiento incorrectas, o por la falta de higiene.

De entre los productos de mayor riesgo se señalan a los que contienen huevo, en cualquiera de sus presentaciones. Es necesario aplicar unas medidas de higiene más estrictas, para garantizar la seguridad alimentaria de estos alimentos. Pero no son las únicas, puesto que se hace imprescindible un adecuado uso de la temperatura y de los tiempos, desde la elaboración hasta el consumo. La inspección veterinaria de estos establecimientos y productos, que data de finales del siglo diecinueve, en la actualidad incide también en la supervisión de los diferentes programas de autocontrol que se exigen.

Sin embargo todavía es frecuente observar en bares y restaurantes, la exposición de tapas o de ensaladas expuestas a temperatura ambiente, cuyo consumo obviamente desaconsejamos. Esta práctica incorrecta, aumenta de una forma difícilmente predecible los peligros asociados a su consumo, especialmente si se consumen en frío.

Fíjese en esta circunstancia a la hora de elegir donde entrar a comer. Le orientará de una forma más real sobre la higiene de un establecimiento, que si se fija en la suntuosidad o en la amplitud del comedor, aspectos que no siempre guardan relación con ésta.


 

Sabias que...

Se estima que al año se consumen aproximadamente unas 14.000 toneladas de caracoles en España.

No te pierdas nuestro vídeo sobre la profesión veterinaria y la sociedad

mapa Baix Segura Baix Vinalopó Vinalopó Mitjá Alt Vinalopó L´Alacantí L´Alcoia La Marina Baixa El Comtat La Marina Alta

Buscador de clínicas y de servicios veterinarios

Servicios técnicos al ciudadano

Peritos Judiciales

Análisis triquinoscópicos

Veterinaria con gato

Puedes ver nuestros videos en:
canal veterinarios


Colegio Oficial de Veterinarios de Alicante

Mendez Nuñez, 38 · 03002 Alicante
Tel.: 96 521 41 11 · correo electrónico