Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar la navegación de los usuarios, adaptarse a sus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando por esta web aceptas nuestra POLÍTICA DE COOKIES. -
Política de cookies +

Irradiación de alimentos

Si preguntamos a un consumidor qué le sugiere la posibilidad de comprar alimentos irradiados, muy probablemente su respuesta será de rechazo, o al menos de inquietud. Una mayoría relacionará esta práctica con graves peligros para la salud. Incluso a algunos les asaltará la creencia que con la irradiación de alimentos, lo que se obtienen son alimentos radiactivos. Pero esto no tiene por que ser así. Es más, la radiación de determinados alimentos en ciertas condiciones, está autorizada en toda la Unión Europea.

Las radiaciones no son algo extraño para nosotros; de hecho diariamente vivimos entre ellas. Si bien es cierto que algunas tienen efectos nocivos, otras son tan beneficiosas que incluso son necesarias para vivir. Baste citar como ejemplo a las radiaciones solares. En relación a los alimentos tampoco resultan novedosas; métodos tan tradicionales como el cocinado a la parrilla, están basados en la acción sobre el alimento de un determinado tipo de radiaciones, emitidas por el medio calefactor. Por tanto, no se pueden considerar de un modo genérico como buenas ni malas. Para evaluar su bondad se ha de conocer cuál se utiliza, para qué y de que modo. Ahora bien, ¿qué se entiende por irradiación de alimentos?, ¿por qué se hace? ¿y qué alimentos se pueden irradiar?

La utilidad de este método se basa en la propiedad que tienen ciertas radiaciones, para destruir microorganismos. Además, presentan la ventaja frente a otras técnicas, de no alterar las características de los alimentos, o hacerlo en una menor medida, lo que las hace idóneas para los que se hayan de consumir crudos. Sin embargo tiene el inconveniente de poder ser utilizada para enmascarar, mediante una desinfección final, las malas prácticas higiénicas en la producción de alimentos. Tal vez este sea el motivo por el cual en España, acertadamente, sólo se encuentra autorizada la irradiación de hierbas, especias y condimentos vegetales. En ellos resulta de vital importancia que el método de conservación, preserve las propiedades de aroma y sabor. No obstante la normativa prevé la futura autorización a otros alimentos, siempre que se ajuste a un criterio de estricta necesidad.

Es preciso remarcar que carece de sentido pensar, que esta técnica haga a los alimentos radiactivos, pues la energía que aportan las radiaciones ionizantes empleadas, carecen de la energía suficiente para lograr este efecto. Además tampoco hay indicios que estos alimentos resulten perjudiciales a la salud, en las condiciones y dosis autorizadas.

Con esta información usted podrá definir mejor su criterio de compra. Para saber si una especia o hierba aromática está o no irradiada, no tiene más que mirar su etiquetado, dado que es obligatorio indicar el uso de esta técnica. En último término, usted decide.

 

Sabias que...

La aparición de bultos o cicatrices, las úlceras que no cicatrizan, la pérdida de peso y de apetito, o la dificultad al respirar, orinar o defecar, son signos de que nuestra mascota padece cáncer.

No te pierdas nuestro vídeo sobre la profesión veterinaria y la sociedad

mapa Baix Segura Baix Vinalopó Vinalopó Mitjá Alt Vinalopó L´Alacantí L´Alcoia La Marina Baixa El Comtat La Marina Alta

Buscador de clínicas y de servicios veterinarios

Servicios técnicos al ciudadano

Peritos Judiciales

Análisis triquinoscópicos

Veterinaria con gato

Puedes ver nuestros videos en:
canal veterinarios


Colegio Oficial de Veterinarios de Alicante

Mendez Nuñez, 38 · 03002 Alicante
Tel.: 96 521 41 11 · correo electrónico