Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar la navegación de los usuarios, adaptarse a sus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando por esta web aceptas nuestra POLÍTICA DE COOKIES. -
Política de cookies +

Suplementos de calcio

Hoy día todavía es frecuente oír hablar a personas relacionadas con el mundo de los perros en los parques o en las calles, de la conveniencia de añadir calcio a la ración diaria de alimento de sus animales.

Pero la realidad es que si tomamos como referencia, cualquiera de los alimentos comerciales para perros que hay en el mercado, podemos asegurar que es absolutamente innecesario este aporte extra, siempre y cuando su alimentación sea adecuada a la edad y morfología del animal.

Existe un gran número de marcas, con una amplia variedad de productos adecuados a la alimentación de un cachorro de cualquier tamaño, sea pequeño o grande. También hay alimentos para animales en crecimiento, tanto de razas miniaturas como de razas gigantes, lo que les hace ser sin lugar a dudas la mejor opción.

Pero ¿por qué es esto importante? Pues sencillamente por que la adición reiterada de cantidades “extra” de calcio y fósforo, es uno de los principales factores de riesgo para los animales en crecimiento, y más aún en las razas grandes o gigantes. El período más crítico se sitúa entre los dos y los cinco meses, durante el cual, los desequilibrios minerales conducen a daños en el crecimiento óseo, y favorecen la aparición de trastornos del crecimiento.

Un exceso de calcio en la dieta, conduce a que sus niveles en sangre estén por encima de lo normal, y esto interviene de forma directa en patologías como la osteocondrosis, el curvamiento del radio, o la inestabilidad de las vértebras cervicales.

Aunque no pretendemos aburrir con datos técnicos, hay que tener presente que la cantidad de calcio a ingerir por un cachorro de dos meses, de cualquier raza, se sitúa entre los 260 y los 830 miligramos por kilo de peso corporal y día. Pero lo más importante y lo que indudablemente es imposible manejar, si no es confiando en un alimento comercial, es que nunca debemos salirnos de unos estrechos márgenes durante el período de desarrollo: concretamente 60 miligramos por kilo y día para el citado límite inferior, y 270 para el superior.

Si añadimos pastillas de calcio a la dieta por nuestra cuenta, siguiendo las supuestamente expertas recomendaciones de la tertulia del parque, del vecino del quinto, o de las amigas de la peluquería, es muy difícil controlar si nos salimos o no de esos márgenes de seguridad.

Un exceso continuado de calcio durante la época de crecimiento de un cachorro, no es ninguna broma; las alteraciones en su inmaduro esqueleto por un mal manejo de la alimentación, pueden arrastrarse durante toda la vida.

Así pues, no hagamos experimentos con la comida de nuestras mascotas. Aquí nuestros errores pueden tener repercusiones directas sobre su salud, así que ante cualquier duda, consulte en su clínica habitual.

 

Sabias que...

La adición reiterada de cantidades “extra” de calcio y fósforo en animales de entre dos y los cinco meses conduce a daños en el crecimiento óseo y favorecen la aparición de trastornos del crecimiento.

No te pierdas nuestro vídeo sobre la profesión veterinaria y la sociedad

mapa Baix Segura Baix Vinalopó Vinalopó Mitjá Alt Vinalopó L´Alacantí L´Alcoia La Marina Baixa El Comtat La Marina Alta

Buscador de clínicas y de servicios veterinarios

Servicios técnicos al ciudadano

Peritos Judiciales

Análisis triquinoscópicos

Veterinaria con gato

Puedes ver nuestros videos en:
canal veterinarios


Colegio Oficial de Veterinarios de Alicante

Mendez Nuñez, 38 · 03002 Alicante
Tel.: 96 521 41 11 · correo electrónico