Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar la navegación de los usuarios, adaptarse a sus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando por esta web aceptas nuestra POLÍTICA DE COOKIES. -
Política de cookies +

Parásitos externos

Un parásito es un organismo vivo que desarrolla su actividad vital en la superficie o en el interior de otro. Los que viven en la superficie del animal se denominan parásitos externos, y tienen ciclos de vida complejos, adaptados a las condiciones climáticas habituales en la zona. Por ello suelen tener una presencia estacional.

Los parásitos externos están divididos en dos grupos principales. Uno los Arácnidos, en los que podemos encontrar a las garrapatas y a los ácaros. El otro son los insectos, cuyo representante más frecuente son las pulgas.

Dentro del grupo de los arácnidos, el parásito más “conocido” es la garrapata, que vive a costa de la sangre que obtiene de otros animales. Una de sus características, es la capacidad de dilatar el abdomen para almacenar la sangre que ingieren, siendo generalmente una característica de las hembras.

Entre los principales daños que los parásitos externos pueden causar al hospedador, tenemos la irritación que provocan al alimentarse a través de la piel; ello suele provocar picor intenso, rascado y la aparición de una lesión secundaria. Pero no sólo se produce irritación, uno de los inconvenientes fundamentales de la acción de los parásitos externos es la posibilidad de transmitir graves enfermedades como la babesiosis, transmitida por las garrapatas, o el Dipylidium que transmiten las pulgas. También pueden producirse reacciones tóxicas, por la liberación de toxinas del parásito en la sangre del huésped.


Para llegar a controlar a los parásitos externos, debemos ponernos en manos de nuestro veterinario. El uso indiscriminado de productos antiparasitarios no nos asegura una correcta prevención. Además, debemos tener muy presente que no aplicaremos la misma pauta preventiva, para un perro de pequeño tamaño que vive en un piso, que para uno de gran tamaño y que se encuentra habitualmente en el exterior en contacto con ganado.

Existen muchos productos para luchar contra los parásitos externos, pero lo más adecuado será la combinación de varios de ellos, en miras a lograr la mayor prevención.

En el caso de las garrapatas debemos tener muy presente que no es buena idea “arrancarlas” sin más. Este inadecuado procedimiento puede ocasionar molestos problemas en la piel de nuestra mascota.

A parte del uso racional de los productos antiparasitarios, debemos tener presente que en muchas ocasiones se deberán tratar los entornos en los que vive el animal como las estancias y las zonas de paso.

Para finalizar debemos proponer el uso de los productos antiparasitarios de forma regular y no exclusivamente en las épocas de mayor incidencia parasitaria; este procedimiento nos asegura, sin lugar a dudas, la mejor prevención.

 

Sabias que...

Se estima que al año se consumen aproximadamente unas 14.000 toneladas de caracoles en España.

No te pierdas nuestro vídeo sobre la profesión veterinaria y la sociedad

mapa Baix Segura Baix Vinalopó Vinalopó Mitjá Alt Vinalopó L´Alacantí L´Alcoia La Marina Baixa El Comtat La Marina Alta

Buscador de clínicas y de servicios veterinarios

Servicios técnicos al ciudadano

Peritos Judiciales

Análisis triquinoscópicos

Veterinaria con gato

Puedes ver nuestros videos en:
canal veterinarios


Colegio Oficial de Veterinarios de Alicante

Mendez Nuñez, 38 · 03002 Alicante
Tel.: 96 521 41 11 · correo electrónico