El CVCV insiste a Agricultura en la necesidad de crear una Agencia Valenciana de Seguridad Alimentaria

Formulario de busqueda en el sitio

Formulario de localizacion de servicios

26/09/2019
El CVCV insiste a Agricultura en la necesidad de crear  una Agencia Valenciana de Seguridad Alimentaria
El CVCV insiste a Agricultura en la necesidad de crear una Agencia Valenciana de Seguridad Alimentaria

El pasado 27 de agosto, representantes del Consell Valencià de Col.legis Veterinaris (CVCV) mantuvieron un encuentro con el director general de Agricultura y Ganadería, Roger Llanes, el primero tras retomar esta legislatura. La cita coincidió en el tiempo con las noticias sobre la grave crisis alimentaria con motivo del brote de listeria desatado en Andalucía, lo que facilitó que los representantes colegiales insistieran en una aspiración largamente planteada y que incluso hace ya bastantes años llegó a anunciarse: la creación de la Agencia Valenciana de Seguridad Alimentaria. En palabras de Inmaculada Ibor, la presidenta del CVCV y del Colegio de Valencia (ICOVV) -que acudió a la reunión acompañada por el presidente del Colegio de Alicante, Gonzalo Moreno y la vocal de este colegio, Carmen Insausti- “se trataría de juntar en una entidad a todos los agentes involucrados en seguridad alimentaria, para así mejorar la comunicación y coordinación entre departamentos y distribuir el personal en las áreas donde sea más necesario”.


Los representantes colegiales insistieron en la necesidad de mejorar el seguimiento de zoonosis y enfermedades tales como la tuberculosis, que pueden transitar del campo -y ser detectadas por los veterinarios adscritos a Agricultura- a la cadena alimentaria -cuya inspección oficial corre a cargo de los veterinarios de Salud Pública adscritos a Sanitat.


   El conflicto con las pruebas de la triquina en los jabalíes -otra zoonosis- fue también abordado en la reunión con Llanes.  Como se recordará, la Federación de Caza de la Comunitat Valenciana, por carta y públicamente, exigió a finales de julio soluciones ante “la falta de centros homologados” para realizar los test de triquina ante la “amenaza para la salud pública” que supone la superpoblación de estos animales y el inminente inicio de la temporada de caza. Para abordar tal cosa y proponer alternativas la citada federación reclamó entonces un encuentro con los colegios de veterinarios y con los responsables tanto de la Conselleria de Sanitat como con los de Agricultura.

   La “sorpresa” -en palabras de Ibor- se dió a los pocos días, el 5 de septiembre, cuando se comprobó que la Federación de Caza había mantenido la reunión solicitada con los responsables de sendos departamentos (de Agricultura y Sanitat) y el CVCV no había sido invitado.

Ley de Protección y DNI
Llanes, por su parte, informó también al CVCV de la próxima aprobación del Proyecto de Ley sobre Protección, Bienestar y Tenencia de Animales de Compañía, que quedó pendiente de la anterior legislatura. Los representantes colegiales insistieron en defender que la nueva regulación autonómica incorpore la obligatoriedad de identificar a los gatos y hurones, algo que no recogía el borrador del anteproyecto presentado en su momento. Tal petición es coherente con la propia orden 3/2016 por la que se regulan los tratamientos sanitarios preceptivos, que ya extendió la vacuna antirrábica obligatoria a estos felinos y a los citados hurones.


   En otro orden de cosas, los dirigentes del CVCV también reclamaron a Agricultura que habilitara un sistema alternativo para que los veterinarios dedicados a  la inspección pecuaria de su departamento no tengan que firmar las actas abiertas con su DNI y puedan hacerlo preservando su identidad con un número de inspector o con el de colegiado. Se solicitó, además, mejorar los medios técnicos de que disponen los inspectores y que, en el caso de llevarse a cabo una restructuración de las oficinas comarcales como la que se llegó a plantear en la pasada legislatura, se habiliten refuerzos de personal administrativo para los veterinarios que trabajan en este servicio.

Bous al carrer
Llanes, por su parte, aclaró que la norma de habilitación de veterinarios para los bous al carrer sigue a expensas de la reforma pendiente del reglamento. Los colegios, mientras tanto, siguen avanzando en los cursos de formación específica.